Ataque de tiburón a turista en el Mar Rojo

Estándar

Como sabes, si eres lector habitual de este blog, no solemos hacernos eco de este tipo de “noticias”, siempre de un cierto amarillismo, y casi siempre con falta de datos y objetividad.

Este caso es distinto y se debe a la causa y la forma del ataque, con suficientes datos para valorarlo.

Se trataba de una turista inglesa francesa de unos 50 años, que realizaba un vida a bordo en el Mar Rojo Sur-Sur, en el conocido Sant Jones Reef, donde es muy habitual ver bastantes pelágicos y no tan asiduo pero “habitual”, oceánicos de puntas blancas.

No tan habitual es que se practique el feeding en el Mar Rojo, más que nada porque está prohibido y las leyes y penas aplicadas en Egipto ya sabemos como son… así que no se la suelen jugar…

En este caso, se juntó todo lo peor que podía suceder, realizando actividades llevadas a cabo por gente no profesional, en zonas donde no se debe practicar y evidentemente, sin tener en cuenta las normas básicas para el buceo con tiburones:

Varios barcos estuvieron alimentando a los tiburones durante varios días, por lo que te puedes imaginar el estado de excitación de aquellos que estuvieran por la zona…  para más coña, y por increíble que parezca, estando el oceánico alrededor del barco, los turistas se echaron al agua… ¡¡a hacer snorkel!!

Con todo esto, basta para hacer varias afirmaciones:

– Quien estuviera de DiveMaster en el barco, patrón y/o capitan, etc…  no tienen ni idea de tiburones ni de los procedimientos a seguir para bucear con tiburones.

– Los turistas, obviamente, ni idea de tiburones.

– El plan de emergencia…  esto…   ¿qué plan?

Teniendo en cuenta las 10 reglas básicas del buceo con tiburones, por lo pronto no se han cumplido las cuatro siguientes, el resto, suponemos que tampoco…

1.- Nunca, repito nunca, salir “corriendo”. Se debe mantener la calma y la posición.

3.- Si estamos buceando, NO SUBIR a superficie a no ser que no nos quede más remedio (o sea, si nos quedamos sin aire)

4.- Mantenernos, si estamos buceando, y la cota lo permite, SIEMPRE a la misma cota o inferior que el tiburón. Recordad que los tiburones atacan a sus víctimas, normalmente, de abajo hacia arriba y usando el elemento sorpresa.

8.- Si estamos en superficie, NO NADAR. Mantenernos quietos, recordando el punto 2, hasta que un barco nos recoja, o desplazándonos lentamente hasta la costa. Si hay un barco que nos recoja, subir tranquila pero rápidamente.

Una recomendación:  si estás buscando bucear con tiburones, hazlo con prefesionales de probada experiencia y ten en cuenta siempre de qué animales estás hablando…  bellos, fascinantes, curiosos…   y carroñeros y los mejores depredadores de los mares…

Más información: aquí.

Ataque fatal de tiburón a buzo recreativo

Estándar

Ayer lunes, 25 de Febrero, nos enteramos de la trágica noticia:

Un buzo deportivo ha resultado muerto  como consecuencia de la mordedura en una pierna de un tiburón. Se desconoce aun qué tipo de tiburón era.

Hace escásamente un año, yo mismo hice esa expedición y las normas de seguridad eran estrictas. Jim, su tripulación y sus colaboradores, verdaderos profesionales. Y evidentemente, este tipo de actividad, sabemos que conllevan este tipo de riesgos. Sabemos que te juegas la vida, literalmente hablando, cada vez que entras al agua.

Las fotografías de las noticias publicadas y los videos me son tan familiares, que simplemente, me he sentido allí de nuevo.

Mi más sentido pésame para la familia de Markus Groh.

Os dejo los enlaces que tengo ahora mismo sobre la noticia, ya os digo, de hace unas horas:

Por desgracia, pronostico que se montará una buena con este tipo de práctica, se pondrá en duda la seguridad de las expediciones con tiburones, la profesionalidad de Jim, nuestra cordura, y vuelta a empezar…

Calidad del buceo en España (II)

Estándar

Como “revisión” al post “Calidad del buceo en España” de hace justo un añito y en respuesta al comentario de Ramón

Ramón, tienes toda la razón, la única puntualización que haría es esta:

La calidad de la formación no es culpa de las organizaciones, que todas (y digo TODAS con mayúsculas), tienen unos estándares suficientemente buenos, por si solos, para que en todos los cursos salieran buzos bien formados, en todos los niveles.

Obviamente, TODAS las organizaciones buscan ganar dinero (si no desaparecerían, no dejan de ser EMPRESAS, NEGOCIOS, incluida FEDAS -cada vez más, por mucha F de Federación que tenga y mucha subvención que reciba, que lo desconozco-)

Como siempre o casi siempre hablando de buceo, el “fallo” es humano: tendemos a certificar a buzos que realmente no deberíamos certificar. Pero ahí entra una discusión muy “ética” y “moralista”:

¿Qué haces con un “futuro” Open Water que no ha pasado una o dos técnicas obligatorias pero por lo demás ves que con unas cuantas inmersiones será buen buzo, que ama el mar, la naturaleza, etc… y que además sus “colegas” han pasado sin problemas?

– ¿Le niegas el certificado y pasta que ha perdido? (No poca)

– Como “es costumbre”, ¿le dices que no le das el título hasta el próximo fin de semana y que tiene que bucear contigo para verle y volver a repetir esas técnicas?

No se… es difícil…

Ronda por mi cabeza intentar formar algo así como una “Entidad certificadora” de enseñanza del buceo, que calificara a los instructores (de cualquier org.) y centros o clubs. Siendo, por ejemplo, “Calidad 1” los instructores que lo hacen todo OK y de ahí hasta “Calidad 5” que sería “enseñanza pobre”. Y claro, habría que evaluarlo con “alumnos fantasmas”, encuestas a alumnos, etc… difícil y muy caro… pero posible.

Los centros, tendrían una calificación dependiente de sus instructores y dependiente de sus instalaciones. Todo cuenta.

No sólo habría que evaluar la enseñanza de estándares, si no también la calidad humana de la misma… ya te digo… muy complicado…. un instructor puede ser la leche de bueno pero ser un borde de pelotas… y así no se enseña…

Así que, si alguien se apunta a esta iniciativa, que se ponga en contacto conmigo y hablamos el tema.

 

“No callarse ni debajo del agua”, está bien. Muy bien. Pero no vale de nada el recurso del pataleo si no se difunde el hecho de esas malas prácticas en la formación.

¿Dónde y cómo?
Internet es maravillosos: hay foros de buceo, blogs, etc. Cada vez más, los alumnos buscan en internet dónde hacer su curso, comparan, evalúan… y hoy por hoy, la diferencia de precios es asumible si quieres una buena calidad formativa.

Yo tengo una máxima: la seguridad lo primero. Y la seguridad se alcanza buceando y formándonos (TODOS y unos a otros) de forma continua. No vale de nada tener muchas inmersiones si hemos hecho todas ellas haciendo cosas mal. Sólo habremos conseguido “recalcar” los malos hábitos, que todos tenemos, y son muchos.

 

 

 

Contacto con tiburones. Las 10 reglas.

Estándar
Con los únicos que no he buceado es con los blancos. Pero con las demás especies de tiburones tengo sensaciones muy especiales. No son peligrosos y además huyen de nosotros. Podemos leer en su comportamiento que no es el momento de estar allí. Es increíble la leyenda negra que se ha creado contra ellos que hace que cientos de millones sean matados cada año. Y debe saberse que mueren más del impacto de un coco en la cabeza que por el ataque de un tiburón. También quiero que se sepa que España es el país que más inconvenientes pone para que la UE adopte un acuerdo pesquero que prohíba la matanza de tiburones

Respuesta de Alexandra, nieta de Jacques Cousteau, a la pregunta “¿Qué siente cuándo bucea con tiburones?. La descubro en BlogTiburones, un blog de JoseClon. Muy recomendable. Yo personalmente, lo añado ahora mismo a mis favoritos.

Dicho esto, las 10 reglas para recordar en caso de contacto con tiburones:

1.- Nunca, repito nunca, salir “corriendo”. Se debe mantener la calma y la posición.

2.- Mantener siempre contacto visual. Seguir con la mirada al tiburón. Si hay más de un tiburón y estamos solos, y estos nadan en círculos alrededor nuestro, cambiar de uno a otro la mirada manteniendo especial atención siempre en el más cercano, acercándonos, si es posible, a algún sitio donde quede cubierta nuestra espalda. Si estamos varios, hacer un grupo cerrado y mantener entre todos el círculo vigilado poniendo espalda con espalda.

3.- Si estamos buceando, NO SUBIR a superficie a no ser que no nos quede más remedio (o sea, si nos quedamos sin aire)

4.- Mantenernos, si estamos buceando, y la cota lo permite, SIEMPRE a la misma cota o inferior que el tiburón. Recordad que los tiburones atacan a sus víctimas, normalmente, de abajo hacia arriba y usando el elemento sorpresa.

5.- Si un tiburón se acerca con intención de contactar, tranquilidad: NO ESTÁ ATACANDO. Su intención, como lo haría un delfin, es saber qué eres y de qué estas hecho. Si tenemos algún elemento como una cámara de fotos o similar, interponerla en su camino de forma que sea ese elemento el que toque con su ocico. Si no disponemos de ese tipo de elementos, usar una aleta:  tranquilamente, siin movimientos bruscos, nos quitamos una aleta y la usamos como elemento de separación.  Con tocar el ocico del animal es suficiente. Sabrá que “eso” no es su alimento.

6.- NUNCA tocar al tiburrón directamente en las cercanías de la boca. Sus glandulas y papilas están alrededor de estas, y no debemos hacerle saber que somos “chicha”. Aunque no somos su alimento, más vale prevenir.

7.- Hacernos lo más grandes posibles. No encojernos. La intención es hacer saber al animal que somos un bicho muy grande y nos vamos a defender si es necesario.

8.- Si estamos en superficie, NO NADAR. Mantenernos quietos, recordando el punto 2, hasta que un barco nos recoja, o desplazándonos lentamente hasta la costa. Si hay un barco que nos recoja, subir tranquila pero rápidamente.

9.- Si debemos nadar hasta la costa y disponemos de equipo autónomo, recordando el punto 2 y 8, quitarnos el jacket y subirnos en el, manteniendo el pecho encima del jacket con la botella, si es posible, manteniendo lass pierrnas fuera del agua. Nos pondremos el tubo de snorkel y mantendremos la cabeza bajo el agua mirando al tiurón.

10.- Si el tiburón decide averiguar que tipo de bicho somos, lo hará rápido, atacando desde abajo, normalmente desde la mitad de nuestro cuerpo hacia las extremidades inferiores.  Deberemos defendernos hasta que no tengamos fuerzas. Los puntos débiles del tiburón son los ojos y branquias. Usad los puños o elementos punzantes, cortacabos o cuchillos contra sus ojos y branquias.

Debemos tener claro una cosa: los tiburones son más carroñeros que depredadores. Son los reyes de su medio como el leon lo es de la selva. Pero nosotros no somos su comida. Son vagos. Si deben pelear para comer, decidirán buscar una presa más fácil.

Y un último dato fundamental: nunca se ha constatado un ataque a un ser humano que estubiera vigilando al tiburón, sinembargo, si a gente nadando en superficie, agitándose y corriendo…   nerviosos, huyendo, débiles…

Entrada relacionadas:

Expedición de fotografía y video subacuático: martillo gigante (mokarran), delfines y por supuesto, tiburón tigre
Etiquetas de del.icio.us: ,

Sistema de posicionamiento para situaciones de emergencia… ¿obligatorio?

Estándar

Tras el lamentable incidente ocurrido en Enero en el Mar Rojo, en el que, finalmente, se han dado por desaparecidos a cuatro buceadores y un quinto logró llegar a costa tras horas nadando y luchando contra un mar en no muy buenas condiciones, gobiernos de algunos paises, en los que la seguridad para la práctica de este deporte es su principal objetivo (dicen ellos), se están planteando la obligatoriedad del uso de estos dispositivos para los “safari” de buceo.

Sistema radiobaliza de emergenciaAunque este tipo de dispositivos, llamados EPIRB (Emergency Position-Indicating Radio Beacon)  existen desde hace algunos años, fueron diseñados originalmente para su uso en yates o embarcaciones de recreo, y no soportaban una presión mayor que la ejercida por un metro de agua. 

Tras comprobar su tremenda funcionalidad y posibilidad de mercado, fueron modificados para soportar hasta 30 o 40 metros de profundidad, y se empezaron a comercializar en el mundo del buceo.  Lamentablemente, su uso no está suficientemente extendido.   La gran mayoría de centros de buceo, ni siquiera se lo plantean.

Los centros de buceo están a favor.

Rompiendo una lanza a favor de ellos, no conozco a ninguno que se niegue a utilizarlos.  Todos, absolutamente todos, están interesados y lo ven como un método de seguridad adicional e importantísimo para una posible intervención rápida ante pérdidas, desorientaciones, etc. multiplicando las posibilidades de éxito de la operación de rescate.

 Entonces, ¿cuál es el problema?  ¿Por qué no se usa?

En contra de lo que pueda parecer, la explotación de un centro de buceo, no es un negocio con el que hacerse rico, excepto si se trata de uno de esos que todos conocemos por los que pasan cientos de buzos todos los días (por ejemplo, SinaiDivers, o similar).    La explotación de un centro de buceo es muy costoso, lleva aparejado infinidad de gastos, papeleos administrativos, etc., y no todos (por no decir muy pocos) centros de buceo pueden permitirse el gasto:

Un centro de buceo debería invertir la nada despreciable cifra de 15.000€ (aprox.)  en un pack de 20 transmisores de la compañía estadounidense ACR.   Si por el contrario, opta por una incipiente compañía alemana, el precio unitario es de 629 euritos…  sin el elemento subacuático….  y 799 con él….  además del elemento receptor que debe tener el centro…  del que no tengo datos de precio… 

¿Crees que un centro de buceo se puede permitir un gasto de cerca de 3 millones de las antiguas pesetas en 20 unidades? ¿Estás dispuesto a pagar más por tus inmersiones a cambio de tener este tan útil elemento contigo?  ¿Si los gobiernos europeos terminan imponiendo esta norma (cosa que dudo), cuántos centros de buceo se verán obligados a cerrar? Y si lo hacen los gobiernos de los paises donde están los “paraisos del buceo” a donde todos deseamos viajar…  ¿cuánto nos costarán estos viajes de más?

Prevención…  ya lo dice el refrán…

…más vale prevenir que curar….   empezando por llevar una “boya-deco” cada uno de nosotros, además del nunca bien ponderado SILBATO (uno de esos del todo a cien vale), siendo responsables y conociendo nuestras limitaciones (corrientes, cotas máximas, etc) con respecto a la experiencia, sabiendo decir “no” a tiempo o simplemente, priorizar la seguridad -nuestra propia seguridad-, al “qué dirán” si digo que no me atrevo, no es para mí, etc…    confianza suficiente en el compañero (siempre que el compañero lo sea, y no se dedique a “sus labores” bajo el agua)…

Y yo creo que algo demasiado “tonto” que pasamos tantas veces por alto:  si no conocemos la inmersión y/o zona donde vamos a bucear, pedir a un DiveMaster que sí la conozca, que haga con vosotros la primera inmersión y os la enseñe “in situ”.   Seguramente estará encantado de hacerlo, para eso estamos…