El caso del oso polar y su increíble casa menguante

Estándar

Maggie y sus dos hijitosEmpezó a desperezarse como todos los años, a su lado, sus dos retoños de pocos meses de vida… bolas de pelo blanco que se han alimentado de su leche. No puede aguantar más, debe salir de la habitación donde ha estado refugiada del más crudo invierno en los últimos meses… sus fuerzas flaquean, ya no le quedan reservas.  O caza y se alimenta, o morirá. Y con ella, sus dos amados hijos. Ambos machos.

Se decide y sale al exterior. Ander y Bogl, sus dos hijos, tras pasar los efectos de la luz cegadora del sol que nunca han visto, siguen a su madre, jugueteando en el blanco manto que es su casa. Es la primera vez que disfrutan del aire, del frío exterior, del hielo y de la nieve. Su cuerpo está preparado para ello, así que sólo tienen que preocuparse de disfrutar. ¡¡Tienen un patio de juegos enorme!!

Su madre, Maggie, sin embargo, sabe que tiene que caminar muchos kilómetros hasta encontrar algo de comida. Le llevará al menos 3 días al ritmo que Ander y Bogl pueden seguir, y esto, si no surgen complicaciones…

Orgullosa de sus hijos, tras 4 días de dura caminata, parando para amamantarles y descansar, llegan al borde de la capa helada, donde las focas juegan y se alimentan. Es allí donde Maggie encontrará su comida y podrá dar por terminada su obligada dieta invernal.  Sus hijos empezarán a engordar y a prepararse. Aprenderán a cazar y a sobrevivir sólos. Son machos, y deben ser los señores de los hielos del norte.

Osos polares al borde del hielo

Osos polares al borde del hielo

Maggie, con sus dos crias a escasos centímetros, se acerca lentamente al borde del hielo. Atenta a Ander y Bogl, embelesados en ese líquido transparente…  Bogl se adelanta, se resvala y cae al agua.   Maggie, rápidamente, mete una zarpa en el gélido elemento y con un hábil movimiento, devulve a su hijo a su lado, empapado.   Bajo sus pies, el suelo crepita.

Algo anda mal, no es normal. Cientos de veces se ha acercado así al borde. No es normal…  un raja en el hielo se prolonga bajo sus pies hacia el interior. El instinto manda. Mira a sus hijos, que han notado el nerviosismo de su madre y se han acercado a ella.  Echan a correr lo más rápido que sus piernas les permiten hasta unos 200 metros hielo adentro.

Es increíble, pero tal como dejan el borde del hielo a su espalda, se van acercando a otro borde.  Cuando llegan a él, Maggie comprende rápidamente que se ha separado un trozo enorme de hielo.  Se aproxima, levanta su cuello oteando el horizonte.  Sí, allí está su casa…  separándose…  alejándose…

Debe echarse al agua, debe nadar…  o la corriente arrastrará el bloque de hielo donde se han quedado hacia el sur, y no tendrán comida, morirán, los tres.

No. No puede echarse al agua y nadar, no sin sus hijos. Aun no tienen fuerza suficiente ni una capa asilante de grasa suficiente.  Apenas hace unos días que han visto la luz del sol…

Su mente se bloquea, no sabe lo que hacer.  El instinto materno en ocasiones es más fuerte que el de supervivencia… son sus hijos…   si se queda con ellos, morirán los tres, si se lanza al agua, ella sóla se salvará.

mamá osa polar, sóla...

mamá osa polar, sóla...

Vuelve a otear el horizonte. El perfil del borde del hielo casi se pierde ya en la lejanía.  Ella puede llegar, lo sabe. Es una gran nadadora y su pelo y la fina capa de grasa que aun guarda la protegerán.

 

Finalmente, salta. Debe hacerlo. Sus hijos Bogl y Ander se miran, no saben qué está haciendo mamá, así que la siguen… en menos de 10 minutos, el frío puede con ellos y bloque sus músculos…    Maggie sigue nadando, es su vida, debe salvar su vida. El año que viene, con suerte tendrá un hijo o dos más y sobrevivirán, este año ha sido mala suerte…   se lo promete a ella misma…   ahora, debe llegar a la orilla y alimentarse. Debe ser fuerte.

El año que viene, piensa, su casa será como siempre, llegará donde siempre… y no 300 metros menos, como este año.

______________________________________________

Cuento corto de ficción. Autor: José Luis Gallego.

Si crees que puedes ayudar a evitar el calentamiento global, hazlo.

Si crees que no puedes hacer nada, que nada está a tu alcance para evitarlo, sólo te haré dos preguntas: ¿vas a trabajar en coche o usas el transporte público? ¿Realmente necesitas todo lo que tienes AHORA encendido en casa (y me refiero a lues y aparatos en stand-by)?

Ataques de tiburón blanco. Estrategias de caza.

Estándar

La firma científica avala lo que los pescadores de la zona, entusiastas de los tiburones y biólogos ya suponíamos, en base a la mera observación. Pero ahora, un estudio realizado en Sudáfrica entre la Universidad de Ciudad del Cabo, la Universidad Simon Fraser de Canadá, el Museo Iziko y el Departamento de Asuntos Medioambientales y Turismo de este país, por fin, pone base científica.

Este estudio se ha realizado en las Islas Seal, en False Bay, Sudáfrica.

Muestra cómo este animal, el tiburón blanco, es capaz de desarrollar estrategias diferentes en cada ataque, aprendiendo de los anteriores, para optimizar el resultado del mismo. Tal como dice el doctor de Universidad de Ciudad del Cabo Alison Cock: “toman decisiones, lo hacen rápido y son capaces de cambiar una estrategia por otra según las circunstancias”.

En el canal que forman  las Islas Seal con el continente, el mismo tiburón utiliza técnicas de caza diferentes a las que usa un par de millas fuera del canal.

 

ataque del tiburón blanco

Breaching: ataque del tiburón blanco

En dicho canal, el ataque del tiburón se produce desde abajo y a gran velocidad, lo que provoca esas fotos tan espectaculares del tiburón fuera del agua con el león marino por los aires o entre sus dientes (breaching).

 

¿Por qué de esta forma?

En el canal, la confluencia de leones marinos es tremenda, ya que deben atravesarlo para ir a cazar y volver a su hogar (las Islas Seal).  Si bien el tiburón blanco caza durante todo el día, las horas de mayor actividad son en la salida y puesta del sol.

Pues bien, en esas horas, con los rayos de sol incidiendo de forma oblicua en el agua, los rayos no penetran más allá de unos 5 metros, siendo imposible para las focas ver que hay más al fondo…  y desde esa profundidad hasta los 15 metros, justo desde abajo, observa el tiburón blanco a las siluetas de los leones, seleccionando su próxima víctima en función de velocidad, tamaño, agilidad… y cuando se decide por una, el ataque de tiburón se produce de abajo a arriba, casi en vertical.

Esto es lo que los investigadores han llamado “técnica de la emboscada”.

Yo, lo llamo inteligencia, evolución, perfección…    pero tranquilos, no os preocupéis…  aunque ellos ya saben que los humanos no somos un buen plato de comida, nosotros sabemos sin sabes que estos animales son esenciales para el mantenimiento de los ecosistemas marinos…  así que nos los cargamos y punto…   se acabó la posibilidad de que se equivoquen de silueta…  ¿cómo lo ves?


“Yes, we can”: ¿Sopa de aleta de tiburón? No, gracias.

Estándar

Demostrado, la movilización ciudadana tiene efectos, incluso en China.

Demostrado: Sí, podemos.

Deostrado: Queda mucho por hacer.

 

Ya, ya… lo sé… ¿de qué narices hablo? ¿Me he vuelto loco? ¿Me ha contagiado la corriente Obama?

Pues de todo un poco, pero el caso es que estoy MUY contento.  Dos noticias me han alegrado estas Navidades como hacía mucho tiempo ninguna otra lo hacía, y además su efecto se prolongará durante todo el 2009 (al menos).  Y no… no me ha tocado la lotería (mis amigos se empeñan en decirme que si no juego, no me va a tocar nunca, pero ellos juegan y tampoco les ha tocado, así que supongo que la probabilidad será casi la misma, ¿no?).  Bueno, al tema:

 

Alibaba.com, tienda virtual a nivel global, con decenas de millones de compradores en todo el mundo, y una de las más importantes en ventas en China, a publicado una nota de prensa con este título:

In Honour of The Year of the Shark, Alibaba Ends its Trade in Shark Fins

¡¡ Sííííííííííííííí !!

¡¡ Se acabó SU comercio de aletas de tiburón !!

Llevamos años machacando a esta tienda on-line con peticiones, blogs, mails, faxes, etc. pidiendo esta medida, y tras haber conseguido las firmas y el apoyo suficiente para que 2009 sea el “Año del tiburón”, entre todos lo hemos conseguido.  La duda, dado el título de la nota, es… ¿qué pasará el 1 de Enero de 2010?  Bueno, al menos tenemos un año para pensar, planificar, actuar… 

Segunda noticia que me llena de alegría:

Taobo, la mayor tienda china on-line anuncia su CESE en la venta de productos de tiburón: TODOS. Y lo más “curioso”: esta tienda (www.taobo.com.cn) mandó a sus usuarios el aviso de este cese de comercialización de los productos derivados de tiburón, y la respuesta de sus usuarios fue unánime:  aplaudir la decisión (no deja de ser curioso, ¿no…?  si sus usuarios son sus compradores y estos aplauden la decisión ¿por qué compraban antes estos productos?).

La decisión de Taobo, fue tomada tras una larga negociación con la International Fund for Animal Welfare (IFAW-www.ifaw.org.cn) relativa a la lucha contra el crimen a la vida salvaje.  Taobo, todo hay que decirlo, fue “empujada” a unirse a esta alianza, por casi sus 400 millones de usuarios.  A todos ellos, felicidades.

 

 

Espero (esperamos todos) que estas decisiones marquen un antes y un después en el mercado, y que sirvan como ejemplo para otras compañías, gobiernos y personas.

Parafraseando a Peter Pueschel, Director del Programa de IFAW: “Es realmente asombroso y maravilloso que el mayor comerciante on-line en el pais de mayor consumo de productos de tiburón, cese su comercialización.  Esto es un gran empujón y debe ser una clara señal para el resto de comercios on-line y gobiernos en el resto del mundo”.

 

Más información:

Los otros piratas de Somalia

Estándar

“Necesitamos ayuda para solventar este problema”. Exclama Muhammed Hussein, pescador profesional, en Marka, ciudad costera a unos 100 km al sur de Mogadiscio. “Esto es terrorismo económico”.

Jeylani Shaykh Abdi, otro pescador Somalí, añade: “No sólo nos roban las capturas, también los botes y las redes”.

No hace tanto que los pescadores somalíes se quejaban de su situación: alrededor de 700 barcos de pesca industrial de otros paises, echaban sus reden en los 3300 kilómetros de costa somalí, usando prácticas prohibidas y teniendo poca o nula consideración con los pescadores locales.  Por supuesto, el gobierno nacional, tenía poco que decir en los últimos 15 años…

Hussein y Shaykh Abdi comentan: “Usaban redes de trama muy pequeña, arrastreros de tamaño gigante, dinamita…, los pesqueros extranjeros, en muchos casos, contrataban milicias locales para mantener alejados a los pescadores locales, incluso disparando.  Vaciaban los residuos tóxicos en nuestras aguas, etc…”

Esto ocurria en 2006, y no hablaban de los piratas actuales, si no de nosotros…

Hoy, la situación ha empeorado: arrastreros de Japón, India, Italia, Thailandia y España siguen con esta prácticas, ahora protegidos por naves armadas bajo bandera de Naciones Unidas y con licencia para usar las armas.

 

La costa somalí es una de las más ricas en fauna existente: atunes, sardinas, percas, doradas, tiburones… daba trabajo a unos 30 mil pescadores profesionales somalíes y cerca de otras 60 mil no profesionales.   Esta actividad nunca ha sido fácil en Somalia, y normalmente se trataba de exportaciones, dado que la alimentación local nunca ha sido muy rica en pescado… la infraestructura tampoco ha ayudado: falta de redes de transporte, capacidad frigorífica, puertos acondicionados para grandes buques de transporte…  nada.

 

Por si esto fuera poco, los pescadores locales llevan enfrentándose a otro problema desde hace muchos años, quizás demasiado: aguas tóxicas. Sí… tal cuál…

En los últimos 20 años, Somalia no ha contado, por desidia del gobierno, falta del mismo, o falta de capital o interés, con guardia costera, lo que hacía que desprenderse de cualquier cosa en estas aguas fuera gratis y alejado de la vista de quien no quiere ver: 

En 2002, las playas de Merca, al sur de Mogadiscio, se llenaron con decenas de miles de peces muertos, envenenados: no se sabe la causa.

En primavera del 2004, se rescataron del agua 2 grandes contenedores cerca de Bosaso: contenían desechos químicos. Se desconoce su origen.

Según un informe de Naciones Unidas, muchos residentes sufrieron “infecciones respiratorias, bucales y nasales, hemorragias abdominales, enfermedades inusuales e incluso muertes”.

En 2006, un grupo de especialistas medioambientales enviados a la región, descubrieron 9 vertederos tóxicos ilegales en unos 700 km de costa al sur de Somalia.

En Octubre de este año, 2008, un enviado de Naciones Unidas, Ahmedou Ould-Abdallah, informó que “compañías europeas y asiáticas, están vertiendo residuos tóxicos en la costa somalí, incluyendo residuos nucleares”.

Los que ahora nosotros llamamos piratas, tienen escusas más que suficientes y curiosamente, la población local, al principio no favorable a estas prácticas, va viendo sus resultados, los beneficios son inmensos y son para todos:

Un 30 % del “premio” se lo quedan aquellos que ejecutan el asalto, un 20% para el jefe, un 30% es destinado a oficiales gubernamentales y el 20% restante se destina a acciones futuras.

Sí, es un trabajo con riesgos: muchos piratas están en prisiones de Paris, Mombasa y Bosaso en Kenya, puertos somalíes, etc… pero el beneficio puede ser asombroso en muy poco tiempo, y se nota a pie de calle.

Bosaso, Eyl y Hoyo eran hasta hace muy poco pequeñas aldeas miserables, dedicadas a la pesca menor… hoy, pequeñas mansiones crecen en tamaño y  número por docenas, nuevos restaurantes abren cada día, bodas fastuosas, hoteles lujosos, grandes vehículos 4×4, televisiones de plasma, bombas de agua y potabilizadoras…    todo el mundo recibe esos beneficios, porque crece la demanda de bienes hasta ahora impensable:  firmas constructoras, gasolineras, restaurantes, firmas especializadas en hostelería… y por supuesto, el gobierno:  además de pagos directos en persona, aumentan las leyes fiscales, y por tanto los beneficios estatales, que en poca medida, pero se están destinando a infraestructuras en zonas interiores del pais…

Quizás debamos pensar en estas cosas un poco desde la distancia, elevándonos sobre ellas y viendo ambos lados…  quizás las prácticas totalmente reprochables de los que nosotros llamamos piratas sean deplorables y nunca plausibles, pero quizás hayamos sido nostros mismos quienes les hemos obligado a ellos ejercitando prácticas deplorables desde su punto de vista y plausibles desde el nuestro  y ahora reclaman esa ayuda que nunca se les ha dado u ofrecido por medios que nosotros volvemos a ver mal (porque nos hace pupa) y ellos cada vez ven con más acierto…  quizás ahora sea demasiado tarde y el círculo de generación de beneficios (para ellos) se ha hecho tan fuerte que sólo nos queda a nosotros usar la fuerza (de nuevo y en el mismo sitio…) para no aumentar nuestras pérdidas.  Quizás si hubiéramos actuado antes con prácticas sostenibles, dignas y responsables con y en la zona, ahora todos estaríamos contentos, con beneficios sociales y económicos, y nadie hablaría de piratas:  ni de los piratas con soporte de Naciones Unidas y que debastan y machacan los residuos locales de una comunidad, ni de los piratas locales que reclaman impuestos ilegales a los otros piratas que de otra forma nunca obtendrían…

Mal asunto el ver la obtención de beneficio económico como único objetivo….

Basuras en el Parque Natural de Cabo de Gata

Estándar

Comienzo a leer la noticia del mismo título publicada por Ecologistas en Acción:

Su primer párrafo:

Las basuras han sido el principal elemento del paisaje, este verano, en el Parque Natural de Cabo de Gata ¿son los ciudadanos y las ciudadanas unos guarros?

 

 

Evidentemente, dado mi natural pesimismo y poca fe en la cara “conservacionista” del ser humano, respondo mentalmente a la pregunta planteada… “pues claro… no hay más que ver las playas, ríos, montes, senderos… un domingo cualquiera por la tarde…”, pero Ecologistas en Acción, a su vez, responden:

No va a ser Ecologistas en Acción quién acuse a los ciudadanos almerienses o a los que nos visitan de ser los responsables de lo que ocurre en el Parque Natural de Cabo de Gata, tenemos claro que es Consejería de Medio Ambiente y su Delegado Provincial de Medio Ambiente los principales responsables.

 

 

Vergonzoso.

 

La leche clara y el chocolate espeso, y cada cosa se la llama por su nombre.

 

Muestran en la noticia una foto enviada por un “sufridor” de la Cala de Enmedio con un montón de basura para denunciar los hechos, y apunta la organización ecologista que en el momento de sacar la foto, había un todo terreno también en dicha cala.

 

Basta de acusar “por todo” a quien no tiene culpa “de todo”. La administración o administraciones correspondientes tendrán todas las culpas y obligaciones no cumplidas que tengan no lo dudo, y soy el primero en demandar estas acciones y el cumplimiento de sus obligaciones, pero el montón de basura mostrado en la foto no la ha dejado la Administración (que no se quien es), ni el todo terreno lo ha metido el alcalde (que no se quien es), gobernador o el responsable político de turno….

SI, los ciudadanos y las ciudadanas SOMOS unos guarros/as.

Las cuentas salen fácil: si los visitantes recogen su basura y se la llevan en una bolsita hasta el contenedor más cercano (quizás en su casa dejan los restos de comida y cena en el salón y no los llevan al cubo de la basura… sniff…), ¡¡¡ no habría basura en la cala !!!

Si el “sin-adjetivo” que se mete con el 4×4 hasta las olitas, se metiera el 4×4 por otro sitio y fuera andando a mojarse los deditos de los pies….

Claro, es más fácil culpar a la Administración: “Es que los ciudadanos no tienen donde dejar sus basuras….”, “Es que no hay guardas para evitar que entren vehículos…”, vasta ya de demagogias y populismo… esperaba algo más de Ecologistas en Acción….

Las basuras y el todo terreno son CULPABILIDAD de los ciudadanos, de todos.

Al contrario que su “blog”, aquí si se pueden dejar comentarios, así que tienen donde responder….